Boletín universitario (Fac. de Humanidades UNLP)

De los derechos estudiantiles y la participación

Los estudiantes que somos parte de la Juventud Guevarista, estamos preocupados por la crisis que atraviesan nuestros espacios de organización. Pero fundamentalmente queremos sumarnos a los primeros pasos que algunos compañeros intentan dar para solucionar estos problemas.
No queremos abundar en detalles por todos conocidos: a buen entendedor pocas palabras… A nuestro entender, todavía no hemos aprendido a superar la tensión entre los debates sobre la situación política nacional (últimamente el “campo”) y nuestras necesidades más urgentes (sea el comedor, el albergue, la democratización, el boleto, etc.). Mientras tanto, nuestro ánimo se desgasta más aún al ver que pocas son las veces que llevamos a cabo lo resuelto colectivamente.

Creemos que todos somos responsables (aunque en distinta medida) de que esto sea así, de manera que sólo con nuestro compromiso podremos reformular esta lógica de los espacios de organización estudiantil. Es hora de apropiarnos colectivamente de los espacios que nos pertenecen. Sólo de ésta manera, organizándonos, garantizaremos el respeto de nuestros derechos.
Esto que les hacemos llegar es un intento de hacerse cargo y de alcanzar ideas-prácticas que sean generadoras de nuevas ideas y que fundamentalmente, nos permitan cambiar nuestras prácticas.


“La organización es la llave que permite atenazar las iniciativas que surgen… Si no existe la organización, las ideas, después del primer momento de impulso, van perdiendo eficacia. Van cayendo en la rutina, van cayendo en el conformismo y acaban por ser simplemente un recuerdo…”

Ernesto Che Guevara – ¿Qué debe ser un joven comunista?

De cómo organizarnos

Creemos que uno de los primeros pasos fundamentales para revitalizar la organización estudiantil es recuperar nuestras Asambleas, transformando su funcionamiento. Esta es por definición el espacio en el que los estudiantes decidimos colectivamente todo lo que nos compete como tales y donde nos organizamos para lograr nuestros objetivos comunes.
Como decíamos, para que esto funciones así, debemos organizarnos y tener las ideas un poco claras. Acá van algunas puntas.
– Las Asambleas deben ser organizadas en espacios abiertos y colectivos (como la comisión directiva del Centro de Estudiantes u otra Asamblea previa)
– Allí se diagramará un temario fijo. Los temas que se puedan incluir posteriormente, sólo se debatirán al final, luego de haber votado los temas centrales.
– La convocatoria será con una semana de antelación, incluyendo el temario y un boletín del C. de E. que introduzca los debates.
– Se establecerá un tiempo máximo de duración de la Asamblea y de cada intervención.
– Se privilegiará el otorgamiento de la palabra a quienes no hayan intervenido previamente, procurando asegurar la pluralidad de voces (polifonía para los más poéticos).

De algunas razones urgentes para organizarnos

Las dificultades económicas, agravadas por la inflación que no para, hacen cada vez más difícil hacer de nuestro derecho a estudiar realmente un hecho. Si por algún lugar empiezan nuestros objetivos comunes es por el estudio, de manera que debemos hacer de todos las necesidades de muchos de nuestros compañeros y exigir algunas condiciones básicas que garanticen el acceso y la permanencia en la universidad.

Albergue: La ciudad de La Plata siempre se ha caracterizado por recibir sendos contingentes de estudiantes del interior. Hoy día, los alquileres y las pensiones vienen aumentando en proporciones superiores a la inflación (la cual de por si es grave) por lo que resulta cada vez más imperioso tener un lugar donde hospedarnos a precios accesibles, de la misma manera en que se ha realizado en otras universidades nacionales.

Boleto: Actualmente este beneficio sólo alcanza mil estudiantes que casi deben presentar una constancia de pobreza para obtener diez pasajes interurbanos por mes. Mientras tanto, los costos de traslado han aumentado formidablemente. Es nuestro derecho el acceso de todos a un boleto subvencionado y una necesidad para continuar nuestros estudios. Por otro lado, también debe extenderse a los viajes de media y larga distancia.

Comedor: Su reapertura fue producto de una larga lucha que hoy continuamos para que seamos cada vez más los que podamos almorzar allí y también cenar, porque para la noche también la comida está cara. Por otro lado, es increíble que aún no se haya agilizado la venta de ticket luego de pasar varios inviernos haciendo colas de una hora bajo el crudo frío. Sí se vendieran mensualmente, no sólo no sólo nos quitaría problemas a nosotros, sino también a los trabajadores que suelen extender su jornada por las largas colas.

Sin embargo, no perdemos de vista que estos reclamos son los primeros pasos en la lucha estudiantil y que también debemos avanzar en el debate y la disputa por la democratización del co-gobierno y de la producción de conocimiento. Ahí vamos, andando con decisión en el camino del Che por una universidad para todos que aporte a la transformación definitiva de las problemáticas del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: