Guevaratos va por mas

(Proyecto educativo para Santiago del Estero)

La escuela pública viene haciendo agua por todos lados; la mitad de los niños que asiste a ella, la dejarán sin saber leer ni escribir. Es paradójico porque la educación debería poder ser una instancia superadora de la marginalidad, pero… la condición social de los niños hace que la escuela piense que no hay manera ni serviría de nada educarlos y entonces la educación se hace imposible.

La existencia en la constitución del concepto de que todos tenemos los mismos derechos y deberes sociales, civiles y políticos no constituye por si misma la garantía de reconocimiento de esos derechos que hacen a la ciudadanía. O sea, el mismo Estado da lugar a un no lugar, una marginalidad, logrando crear concepciones de no derecho, no legalidad y por tanto la legitimidad de esta democracia entra en crisis.

Por si fuera poco en muchos de estos contextos de abandono social la escuela es la única representante de la existencia del Estado.

En general, la escuela piensa al niño de sectores marginales como un futuro fracasado. La deserción, la inasistencia, la repitencia y el analfabetismo de los adultos nos marcan el divorcio de la escuela y la familia, lo que acrecienta y perpetúa la situación de marginación. ¿Pero cómo es posible que estos sujetos puedan aprender a leer y a escribir cuando en un marco de analfabetismo o semi analfabetismo el código que se les presenta es inaccesible? ¿Cómo ver letras en un diario cuando la finalidad única de éste, es juntarlo para venderlo y así arrimar unos fideos a la olla?

La escuela sólo tiene parámetros propios para evaluar el rendimiento, por un lado sólo considera conocimiento lo que ella imparte, lo que implica desconocer otro tipo de conocimiento, y por otro lado ignora que es lo que pretenden de la educación los sujetos que van a la escuela; cuando el niño fracasa es responsabilidad de la familia, a quien se le pide que colabore en la educación, entonces el rendimiento escolar se transforma en un fenómeno social.

La escuela para el niño es una máquina de picar carne; la escuela se presenta como un medio ajeno que compromete a toda la personalidad, pone al niño en un constante examen de su propia personalidad: se cuestiona el lenguaje, la conducta, la forma de compartir, la cultura, la cumbia vista como una cultura a medias; al involucrar no sólo su práctica y experiencia cotidiana, sino cuestionar también a la familia. La relación de la familia con la escuela y el aprendizaje desempeña un papel fundamental en las posibilidades que tiene el niño para resolver la situación escolar. Y si la escuela deslegitima el conocimiento de las familias no es por casualidad sino que es intencional ver el conflicto entre la propuesta escolar y las necesidades reales de las familias.

El interés en el aprendizaje de parte de los sujetos debería quedar más que claro para la escuela, si se piensa que la asistencia de los niños se da a pesar de un ajuste (en el ya más que ajustado) cálculo de recursos disponibles  en la familia marginal y esto esta integrado como un elemento más dentro de la complicada estrategia de supervivencia familiar.

La familia marginal tiene la culpa del fracaso, no puede ni enseñar ni aprender, mientras la escuela es el centro de la enseñanza y el aprendizaje.

Y no hay ni enseñanza ni aprendizaje porque lo que le llega al niño no le presenta ni significado, ni es significante. El niño se sitúa en un punto de partida que no facilita su inserción en la escuela y que condiciona los logros posibles.

Lo que se aprende esta íntimamente relacionado con la presencia y significación de la realidad del niño. Debería pensarse a este niño como un sujeto que tiene un punto de partida diferente al de niños de otros sectores. Lo primero que tiene que ser es comprendido en relación a su inserción en la escuela no es que el niño tiene un pobre bagaje cultural, discapacidades innatas… el problema es el desconocimiento y la distancia entre la escuela y la familia.

La participación activa creativa de todos los sujetos involucrados y la paulatina y creciente explicación de sus necesidades son el medio apto para desarrollar propuestas educativas cada vez más adecuadas a las necesidades.

Es necesario que la escuela piense en sujetos y no en objetos. Sujetos que reciben una sola comida diaria, que en general toman agua contaminada, que viven en viviendas que no cumplen los requerimientos básicos. Son sujetos que no tienen acceso a libros; el material de lectura al que podrían acceder -como el diario- es un objeto a vender como papel. El lápiz y el papel son escasos y de uso exclusivo para la escuela. En general no tienen juguetes comerciales.

Para estas familias dentro de un esquema de sobrevivencia la escuela significa un gran esfuerzo económico; la necesidad de útiles, calzado y ropa se suman  a la básica de alimentación y al tiempo de trabajo que aportan los niños a la economía familiar. La concurrencia de los chicos a pesar de la suma de dificultades demuestra el interés de las familias por el aprendizaje.

Lo que la escuela pretende enseñar está regido por pautas culturales distintas y en oposición a los modelos propios de las familias; los contenidos no son reelaborados según la necesidad de la población. Se tiende en general a la coerción del niño más que a estimular su propio desarrollo.

Los contenidos propuestos configuran en su conjunto una situación de alta exigencia, particularmente en lo que refiere a la enseñanza de la lecto escritura y al cálculo. Por ejemplo, la enseñanza de letras como la x de xilofón; el bajo nivel de pertinencia, es decir, los contenidos ajenos al mundo cotidiano del niño. Los modelos de expresión y comportamiento, ajenos también a la experiencia cotidiana, que rechazan, por no integrarlo, al mundo cultural del niño. En la enseñanza del número se utiliza muy poco material concreto (muchos de estos niños tienen un pensamiento matemático muy desarrollado debido al conocimiento del dinero, pero en la instancia escolar fracasan). Los contenidos, como las imágenes utilizadas, están descontextuados de la realidad donde está inserta la escuela.

Para la mayoría de estos niños, trabajar con lápiz y papel resulta ser la primera experiencia. Lo que deriva en una experimentación grafica que la escuela prontamente censura, cuando, es el dibujo la única actividad independiente que desarrolla el niño.

En general la población de los primeros grados tiene un número elevado de niños mayores de edad que la que por lógica deberían tener en estos grados, lo que lleva a que los niños de mayor edad queden concentrados en determinado lugar del aula, vivan las actividades como no pertinentes para su edad respondiendo de forma aun más pasiva.

¿Y qué decimos nosotros como Guevaratos? Decimos que debemos promover la educación, pero no sólo en el sentido que todos promovemos (que todos sepan leer y escribir) sino en tratar de entender las causas de la exclusión de tantas miles de personas, en aclarar que todos tenemos un número que nos acerca a algunos más que a otros a la exclusión, pero que la exclusión es una realidad en este sistema para todos. Entonces la educación tiene que hacer esfuerzos  para socializar conocimientos con toda la comunidad, hacer que la educación teja redes de solidaridad, encontrar soluciones comunes a los problemas comunes. La educación debe convertirse en el motor del cambio social, profundizando la democracia, para llevarla a una realidad total. Está en nuestras manos desarrollar un sistema donde entremos todos, basados en la democracia, la justicia y la igualdad.

Nosotros proponemos el arte como camino pedagógico para la resignificación y socialización del conocimiento, puesto que la consideramos una herramienta de increíble efectividad. En el juego de hacer arte, se puede aprehender todo el entramado social que hace al aprendiz, pero que a su vez lo lanza como portador de un conocimiento. La resignificación lograda por este medio es tal que el aprendiz no sólo aprende, sino que además se convierte en maestro, al no dejar de lado sus saberes previos y al resignificarlos… he aquí el secreto de por qué la verdadera educación popular es un imparable ciempiés que tiene pueblo arriba, pueblo al costado y pueblo abajo.

Es necesario entonces posibilitar la capacitación de los padres a efectos de ser sujetos dinámicos en lo que refiere a la educación de sus hijos; promoviendo de esta manera el trabajo en conjunto creando una relación mas dinámica. Desde el pensar en la educación de los niños, y en la elaboración de materiales de difusión y formación, el aprendizaje de los adultos, no es una pérdida del sentido sino una reafirmación del objetivo.

De esta manera se organizaron seis unidades temáticas; en cada una de ellas se retomarán los contenidos tratados en las anteriores  y si incluirán los temas propuestos. El desarrollo de las unidades será de tal manera que todo el material será elaborado por las familias. Para Santiago se proyectaron seis encuentros donde se tratará la historia del MoCaSE, la realidad campesina, la problemática de la tierra en América, reformas agrarias, historia argentina, y cuestiones de educación popular (todo esto con las familias). A partir de ahí se elaborará un material para trabajar con los niños, y luego de esta instancia se trabajará en todo el conjunto de la familia campesina y de ahí saldrá un nuevo material para la formación integral de los compañeros.

Así podemos enseñar todas las asignaturas, fundamentalmente porque la única posibilidad real de aprehensión y resignificación es el contacto con lo social; esto nos permite dar respuestas todo el tiempo al “¿para qué me sirve esto?”, que tan poco puede responder la escuela hoy en día

Por eso insistimos… educar para socializar, educar en el para todos todo.

logo guevaratos copia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: