Los sujetos y las acciones


A 35 años de la fuga del penal de Rawson y la masacre de Trelew, un análisis (sintáctico) para entender de qué se trató y cómo se contó la operación de máxima coordinación entre las organizaciones armadas, y la respuesta de la dictadura.

Omar Z y Poni R

Una acción no es solo un verbo. Lo importante de una acción no puede sintetizarse sólo con un verbo. Aun cuando la acción de la que hablamos aquí sea “la acción militar más importante de las organizaciones guerrilleras, de manera conjunta, de la historia argentina”, tampoco alcanza para narrar la significación o todo lo que encerró el proceso de la fuga del penal de Rawson y la consiguiente masacre de Trelew. Para que algo tenga significado, o para rastrear el significado de ese algo, es necesario discriminar los distintos elementos que forman un todo (en una oración escrita, por ejemplo, entrarán en juego distintos signos -letras, palabras, etc.-).

Como en aquella primera clase en que la maestra de lengua intentó explicarnos en qué consistía el análisis sintáctico (de oraciones le decíamos), apenas nos detendremos en la distinción del sujeto y el predicado. El otro punto necesario para cualquier producción o interpretación es distinguir el contexto (el lugar y el tiempo, al menos).

En definitiva, -recordando la recomendación de la maestra- si lomás fácil de ubicar es el verbo, queda responder: ¿quiénes fueron capaces de llevar adelante semejante acción, y en qué momento?

Los sujetos

Un tablero de ajedrez improvisado. Santucho se refriega la cara con sus manos, Osatinsky se tira para atrás y dice tablas. El máximo dirigente del PRT-ERP saluda a su compañero de las FAR y se van a dormir. Una noche más de un largo día, como todos los días en una cárcel donde conviven militantes revolucionarios. Rutina física, ejercicios, formación política, grupos de discusión. Un libro de Rosa Luxemburgo en manos de un peronista, bajo la guía de lectura del comandante jefe del ERP. Un militante guevarista leyendo algún escrito de Perón dirigido por su encargado de grupo montonero, posiciones encontradas, discusiones, diferencias, encuentros. Y nuevamente la reunión en que se configura el plan de fuga. Y otro día, y se analiza el plan de fuga. Y otro día, y otra vez se estudia el plan de fuga. Y otra día, y se ensaya la fuga, y se da cuenta de los elementos que se han ido consiguiendo y los que faltan. Y a todo eso que se hace en el día se le suma la tarea de confeccionar

los disfraces para la fuga, la realización de falso armamento, concretar el ingreso al penal de un arma de fuego. Y todos los días esos hombres y mujeres se amanecen pensando en salir afuera, para encontrarse con la gente, para hacer la revolución. Desde que comenzara la dictadura con Onganía, en 1966, y luego con Lanusse, la Unidad penitenciaria N° 6 de Rawson se convirtió en uno de los espacios de confinamiento de los presos políticos y cuadros revolucionarios más importantes. Para 1972 había más de doscientos detenidos pertenecientes a las organizaciones guerrilleras, así como también dirigentes obreros combativos.

El 15 de Agosto de 1972, 110 militantes del PRT-ERP, las FAR y Montoneros, esperaban dispuestos llevar adelante la tan añorada acción que les devolviera la libertad y un paso más hacia la emancipación del país.

LA ACCIÓN MISMA.

Los hechos minuto a minuto.

18:18 hs., despegó el avión de Comodoro Rivadavia. 18:22, llegó la señal indicando que el avión había partido.

18:30, El grupo 1 que constituía el mando unificado integrado por Santucho, Gorriarán, Menna (PRT-ERP), Osatinsky, Quieto (FAR) y Vaca Narvaja (Montoneros), éste con uniforme militar, llamó al oficial de servicio con una excusa, éste vino y se lo redujo. Se avanzó con él.

18:40, los grupos 8, compuesto por Delfino, Toschi y Bonet y 7 que lo integraban Pujadas y Susana Lesgart, se colocaron los uniformes de los reducidos.

18:41, el grupo 10 integrado por cinco compañeros ocuparon la guardia de reserva y rescataron el armamento.

18:45, cuando el grupo 7 se dirigió a copar la garita de entrada se produjo un tiroteo.

18:46, el responsable de los vehículos: un auto, una camioneta y dos camiones, “vio” una señal e interpretó que la acción se levantaba, por lo que dio la orden de retirada.

18:48, la compañera Lesgart dio la señal para que entren los camiones, pero éstos no lo hicieron.

18:50, el avión de Austral aterrizó en el aeropuerto de Trelew.

18:50, Carlos Goldemberg que manejaba el Falcon entró y se instaló en la puerta del penal.

18:53, el grupo del mando unificado subió al auto y durante 5 minutos buscaron a los camiones.

18:58, comenzaron a subir al avión los pasajeros.

18:59, Jorge Marcos (militante del ERP, que dirigía la operación fuera de la cárcel) le ordenó a Ana Huyesen, que tenía pasaje, que retrasara su

partida.

19:00, Pedro Bonet, Mariano Pujadas y María Antonia Berger llaman a taxis de la zona y siguen a la espera de los camiones.

19:05, el grupo del mando unificado tomó rumbo al aeropuerto.

19:05, el llegar los camiones al aeropuerto, Jorge Marcos vuelve con ellos de regreso al Penal de Rawson.

19:20, llegaron los cuatro taxis y subieron 19 compañeros.

19:25, los 7 compañeros llegaron al aeropuerto. Vaca Narvaja y Gorriarán tomaron la torre de control. Como el avión estaba por despegar, le ordenaron al operador que diga que había una bomba.

19:27, los tres compañeros que ya estaban a bordo tomaron el avión.

19:30, los 7 compañeros subieron al avión y decidieron esperar 10 minutos más.

19:43, el avión despegó con destino a Chile.

19:45, los 19 compañeros llegaron al aeropuerto pero el avión se había ido. Tomaron el aeropuerto.

20:00, en el penal, mientras comenzaban a ser rodeados por tres mil hombres, un compañero designado llamó al Prefecto para iniciar negociaciones, las que a viva voz duraron 12 hs.

20:00, en el aeropuerto se realizó una conferencia de prensa explicando los motivos de la fuga, intentando garantizar la integridad física y que fueran devueltos a la cárcel y no llevados a la base naval Zar como finalmente ocurrió pasadas las 24 hs.

El Indio Bonet tenía como 30 años, era uno de los más experimentados militantes del PRT-ERP. Parado en el medio del sur, enclavado en un momento único de la historia, tomó posición para dispararle su voz a la cara (y por radio y por TV) a los asesinos de siempre, les dijo que la operación continuaba y retomaba la lucha de los fusilados de la Patagonia Rebelde de los años veinte. Desempolvó sus nombres herejes asumiendo que el suyo podría engrosar otra silenciada lista.

La masacre

La noche del 21, una semana después de su entrega pacífica en el aeropuerto, les permitieron acostarse más temprano que de costumbre. Cuatro horas y media después los despertaron violentamente, hicieron que se formaran mirando hacia abajo en dos filas hacia la puerta de salida. “Lo peor que podrían haber hecho era meterse con la Marina. Ahora van a ver lo que es el terror antiguerrilla”. Una ráfaga de disparos comenzó a impactar sobre los cuerpos de los detenidos. Cada vez que las ráfagas se detenían, se oían los secos disparos con los que remataban a los que creían aún vivos.

Fueron asesinados: Ana María Villarreal, Susana Lesgart, Clarisa Lea Place, María A. Sabelli, Alfredo Kohon, Carlos Astudillo, Eduardo Capello, Alberto C. del Rey, Mario E. Delfino, Mariano Pujadas, Miguel A. Pólit, Humberto Toschi, José R. Mena, Humberto S. Suarez, Jorge A. Ulla y Rubén Pedro Bonet.

Pero una mujer. La mandíbula destrozada por el tiro de gracia del verdugo. La mujer ensangrentada escribiendo con el dedo que señala mojado en sangre el nombre de los asesinos en la pared del calabozo.

La mujer, María Antonia Berger casi un año después -el 24 de mayo del ´73-, en otra cárcel, en Villa Devoto a punto de salir en libertad, contándole en una entrevista a Francisco Urondo ( junto a los otros dos sobrevivientes, Ricardo René Haidar y Alberto Camps que también serían desaparecidos por la dictadura del ´76) : “Creo que más bien no me dan el tiro, ya se ven las ganas de vivir, yo decía: ´Pero si me muero, quisiera escribir aunque sea en la pared los nombres. Poner: Sosa, Bravo´. Pero en seguida se apiolan y viene uno con un tarrito y lo borra”.

Dicen que nadie durmió aquel 22 de agosto en el penal de Rawson. El estallido de un jarro contra la pared, el estruendo de las puertas golpeándose contra el encierro, los gritos, las puteadas, los rostros apretados contra el colchón, el llanto, el silencio. El silencio. Y del silencio una tonada cordobesa: “Compañeros, compañeros, los quiero escuchar, compañeros no se caigan, porque si ustedes se caen ellos están muertos, pero está en ustedes que los hagan vivir”, el Gringo Agustín Tosco, veinte minutos de arenga y todos saliendo del encierro. La voz que venía del cuello y de las entrañas y del fondo de la tierra gritó el nombre de cada uno y cada vez, en forma vibrante y unánime: “¡Presente! ¡Hasta la victoria siempre!”.

Acaso como contexto. Salvador Allende se disculpa con su propio gabinete. El Presidente chileno ha tomado una decisión contraria a la expresa votación de sus hombres de confianza: no entregará a los fugados aún cuando la dictadura de Lanusse amenace con romper relaciones entre los vecinos países. Al llegar a Cuba, ya conociendo la masacre de sus compañeros y compañeras, Fidel Castro los recibe. Santucho, Osatinsky, Gorriarán, Quieto y Vaca Narvaja saludan al comandante, pero Domingo Menna posterga el estrechón de manos para entregar un presente que también es un pasaje. Fidel se ríe porque comprende. La llave del Penal de Rawson, la llave de la liberación. El gringo Menna en Cuba con las manos vacías, libres. Las manos llenas de broncas y de ganas de volver para juntarse con otras manos, y que esas manos sean puños y puñados de manos para librar todas las cadenas.

(En la senda del Che número 3 / Agosto-Octubre 2007)

http://www.juventudguevarista.com/jg/attachments/088_3.pdf

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: