Vení al Plenario universitario de la Juventud Guevarista

¿De qué vamos a hablar? 
Este domingo 15 de abril realizaremos en la Facultad de Trabajo Social de La Plata un plenario, al que te convocamos para discutir problemáticas de la construcción política en la universidad, pensando desde el inicio la Universidad que tenemos, intentando plantearnos qué Universidad queremos, y en ese camino como la construimos. Intentaremos profundizar sobre el papel que juega y el que puede jugar la Universidad en el mantenimiento del orden establecido o por el contrario, el que puede jugar en un verdadero proceso de transformación de nuestra sociedad. La organización política y gremial entre los estudiantes, los trabajadores no docentes, los graduados, los profesionales y los docentes será uno de los ejes fundamentales que nos proponemos tomar. En cada punto, será central pensar qué rol juega y debería jugar la Juventud Guevarista, utilizando la crítica y la reflexión sobre nuestras propias prácticas para identificar dificultades y errores, identificando potencialidades y aciertos, buscando lograr un balance completo que nos permita pensar, cada vez con más claridad, cuáles serán las mejores líneas de acción en adelante.
¿Por qué pensamos en la construcción de espacios como un plenario abierto?
Porque entendemos que la mejor forma de acercarse y empezar a conocer una organización política, un espacio de construcción, un proyecto político, es el debate y la experiencia directa que cada uno/a pueda hacer. Trabajamos como principios en nuestra construcción la frontalidad y la fraternidad, herramientas que nos deben ayudar a construir debatiendo -sin enfrentarnos- entre compañeros/as, a plantear nuestras críticas y autocríticas de forma cada día más madura, para que las críticas sean constructivas y las autocríticas verdaderas reflexiones sobre nuestra práctica. Estos principios son fundamentales para poder llevar adelante una verdadera democracia interna, que no debe ser solo palabras sino práctica organizada y conciente, herramienta que no solo debemos construir dentro de nuestra organización, sino que es tarea ponerla en juego en cada lugar donde un compañero o compañera de la Juventud Guevarista está construyendo. Ya sea desde un barrio, un sindicato, un centro de estudiantes o cualquier otro espacio colectivo en el que trabajemos. Las prácticas frontales, fraternales y verdaderamente democráticas abren caminos, facilitan construcciones, influencian con el ejemplo y son las únicas, desde nuestra manera de pensar, que pueden llevar a grandes victorias y avances de nuestro pueblo en sus innumerables luchas, y acercarnos más temprano que tarde, a la construcción de una sociedad con nuevos valores, con una ética revolucionaria, humanista, sin dudar entonces, socialista.
La batalla de ideas por el socialismo
 Desde el nacimiento de la Juventud Guevarista en 2004 con apenas un puñado de compañeros y compañeras, nos planteamos recuperar y difundir las experiencias de lucha de los pueblos de América Latina, de la Revolución Cubana como el faro más importante que mantiene vivas las ideas revolucionarias, y sostiene bien alto los principios éticos, y que tuvo a Fidel, al Che, a Raúl y a Camilo Cienfuegos a la cabeza en su triunfo y consolidación. Construimos la Cátedra Libre Ernesto Che Guevara junto a Daniel De Santis (principal referente de nuestra organización) que  lleva más de 7 años y cientos de encuentros realizados, metiéndonos de lleno a la principal batalla de la hora: la batalla de ideas. Es en la cátedra donde recuperamos la historia que intentaron borrar, donde decir socialismo y hablar de revolución significa sueños de justicia y de lucha por nuestra verdadera y definitiva independencia, aquella donde todos y todas podamos comer, tener la mejor salud y educación, y sobre todo trabajo sin explotación. El socialismo es tan posible que todo el aparato del estado, incluidos los medios de comunicación y educación, están pensados para evitar y reprimir cualquier intento del pueblo de llevarlo adelante. Las dictaduras militares de las últimas décadas en toda América Latina, y no solo en Argentina, no dejan dudas al respecto. Los miles y miles de militantes, de revolucionarios y revolucionarias de toda nuestra América que le hicieron frente al capitalismo y que pusieron en alto las banderas del socialismo, lograron algo de extraordinario valor: nos dejaron la certeza de que el socialismo se puede, y tanto se puede que el sistema hizo, hace y hará todo para convencernos de que es imposible, incluso intentar borrar de la historia una lucha que lo hizo temblar, y que nosotros no vamos a olvidar y estamos recuperando. Esos compañeros y compañeras, son gigantes en nuestra historia que aún hoy nos tienden sus manos, nos acercan sus banderas, nos contagian su entusiasmo y que gritan, con su corazón pero desde nuestras gargantas que la lucha sigue:
¡Audacia, audacia y siempre mas audacia, así hasta la victoria!

Te esperamos en la Facultad de Trabajo Social de la UNLP (Calle 9 y 63)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: